¿Cuánta agua realmente necesito beber? - :: Spoot Media ::
Home Lifestyle ¿Cuánta agua realmente necesito beber?
¿Cuánta agua realmente necesito beber?

¿Cuánta agua realmente necesito beber?

0
0

Escuchas una y otra vez que necesitas mantenerte hidratado, pero ¿qué aspecto tiene mantenerse hidratado? Aquí está la cantidad de agua que realmente necesita para beber.

Mantener nuestros cuerpos hidratados a veces puede parecer más una tarea que un instinto de supervivencia. Una y otra vez, hemos escuchado que se supone que debemos beber ocho vasos de agua al día para cumplir con un estilo de vida saludable. Sin embargo, la idea de salud e hidratación no es tan sencilla como nos han hecho creer. La cantidad de agua que necesitamos para beber depende de una variedad de factores, que incluyen nuestra edad, sexo, entorno y nivel de actividad.

Comencemos con lo más importante que hay que tener en cuenta: cómo es la deshidratación y cómo se siente.

Efectos secundarios de la deshidratación

La baja ingesta de agua causa deshidratación, que tiene efectos secundarios y puede causar complicaciones graves si es grave. Los estudios han demostrado que la deshidratación leve inducida por el ejercicio y el calor, descrita como la pérdida del equivalente al 1-3 por ciento del peso corporal, puede afectar negativamente la función cerebral y reducir la resistencia.

Cuando los niveles de agua en el cuerpo descienden aún más, las células se agotan de los fluidos que necesitan para llevar a cabo sus actividades, y las funciones cognitivas como la memoria y la atención se ven afectadas. Estamos perdiendo agua continuamente a través de la transpiración, la respiración y la micción, por lo que es bueno escuchar nuestros cuerpos y mantener siempre el agua a mano.

Si tiene sed, su cuerpo ya está arrojando la señal de que está ligeramente deshidratado. Si empiezas a experimentar dolores de cabeza, calambres musculares, boca seca o pegajosa, o micción poco frecuente, ya te estás moviendo a niveles más peligrosos de deshidratación y debes tomar un poco de agua.

El mito de la regla de 8 × 8

La regla que establece que debemos beber ocho vasos de 8 onzas de agua al día para mantenernos hidratados ha sido un punto de referencia para la mayoría de nosotros durante años. Sin embargo, los expertos no están de acuerdo con esto, y el origen de dicha recomendación sigue siendo objeto de debate.

La primera aparición de la recomendación se remonta a 1945 con la publicación de las pautas dietéticas de la Junta de Alimentos y Nutrición de la Academia Nacional de Ciencias. La recomendación fue consumir 84 onzas de agua diariamente, pero no se mencionó ningún hallazgo científico que apoyara esa afirmación. Frederick J. Stare, un reputado nutricionista estadounidense que recomendó el consumo de ocho vasos de agua de 8 onzas por día en un libro que escribió en la década de los 70, difundió la idea. No pasó mucho tiempo antes de que la regla de 8 × 8 se convirtiera en una sabiduría comúnmente aceptada, a pesar de la falta de un respaldo científico real.

Si bien no es necesariamente un consejo dañino, no hay evidencia científica que demuestre su validez, al menos no hasta el punto de convertirlo en una recomendación de salud oficial.

Recomendaciones actuales

Las Pautas Dietéticas de los Estados Unidos 2015-2020 no incluyen una recomendación específica para la ingesta diaria de líquidos, aunque aconsejan consumir agua pura en lugar de alternativas con sabor, y jugos naturales en lugar de aquellos con azúcar agregada.

El Instituto de Medicina proporciona más orientación y recomienda a las mujeres que beban un total de 91 onzas (10 vasos) de líquidos al día y los hombres un total de 125 onzas (15 vasos). La ventaja de esta guía es que los hallazgos de la investigación han estimado un aumento en el gasto de energía en aproximadamente 96 calorías por día con el consumo de 68 onzas de agua fría a temperatura ambiente.

 

Todos los fluidos cuentan

Las recomendaciones actuales exigen más ingesta de líquidos que la regla de 8 × 8. Si bien puede parecer aún más desafiante, se debe tener en cuenta que los números tienen en cuenta todos los fluidos, no solo el agua. Esto significa que las 125 onzas incluyen líquidos de alimentos y bebidas. La mayoría de las verduras y frutas contienen mucha agua, entre ellas, sandía, fresas, naranjas, pepinos, lechuga y tomates. Las bebidas naturales sin aditivos también cuentan, incluido el café y el té (sin leche o azúcar agregados). Si el agua es demasiado aburrida, intente infundirla con hierbas y frutas para hacerla más sabrosa y agradable. El agua con gas también es una opción.

Tenga en cuenta los diuréticos, ya que hacen que usted excrete más agua de lo normal. Esto significa que terminas haciendo carreras más frecuentes hacia el inodoro, y tienes que compensar con muchos líquidos. El sodio, por otro lado, provoca la retención de agua. En un intento de equilibrar el exceso de sodio en su sistema, su cuerpo acumula agua adicional y hace que se inflamen partes de su cuerpo, como sus manos, piernas y pies. Luego se estimula su sed, y la ingesta excesiva de líquidos hace que el agua acumulada se libere a través de la micción. Si bien nuestros cuerpos se autorregulan, es una buena práctica estar al tanto de lo que comemos y bebemos para que todos los sistemas funcionen sin problemas.

Beneficios del consumo de agua

La ingesta adecuada de agua ayuda a prevenir varios problemas de salud, incluido el estreñimiento, los cálculos renales y las infecciones urinarias. Algunos estudios también lo han relacionado con una curación más rápida de las heridas.

tags:

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *